Practicar la ortodoncia holística significa tener una concepción del ser
humano como un todo único. Este enfoque de la odontología invita a que
las enfermedades que tienen origen en el sistema buco-facial no deben
ser analizadas únicamente desde el punto de vista aislado y local sino
ubicados dentro de un contexto general y global en el que se halla todo
el individuo y su entorno. 
Para ello es necesario tomar consciencia de
qué nos está produciendo el desequilibrio para poder erradicar la causa
que lo produce y no tratar sólo el efecto. Si cuando a nuestro
coche se le enciende el piloto de cambio de aceite y nosotros lo tapamos
con cinta adhesiva realmente ya no estamos viendo que hay que hacer el
cambio de aceite pero no estamos solucionando el problema
y con el tiempo nuestro coche tendrá un problema más grave. 
Un ejemplo puede ser la posición dental y maxilar en niños que
habitualmente se observa de manera aislada mientras que la odontología holística
observa todo el sistema osteomuscular del paciente. Porque ajustando la
posición de su mandíbula podemos conseguir que desarrolle íntegramente
una postura corporal sana y de manera permanente.
Interviniendo en la región bucal se pueden armonizar todas las
funciones corporales implicadas y fomentar, de manera natural, el
correcto desarrollo del niño tanto a nivel físico como mental y
emocional. De esta manera se logra una mayor oxigenación del cerebro y
los músculos, se entrena la correcta respiración nasal, se favorece el
desarrollo del lenguaje, se refuerza el sistema inmunitario y se reduce
el riesgo de contraer infecciones.
Los resultados de este tipo de enfoque son:

  • Tratamiento sin extracción de piezas dentales.
  • Sin apenas efectos secundarios (a diferencia de los aparatos fijos que fomentan la aparición de caries).
  • Ejercita la correcta posición de la lengua y el adecuado movimiento de deglución.
  • Armoniza todo el sistema osteomuscular.
  • Posibilita la respiración por nariz en vez de por la boca.
  • Mejoras en el lenguaje y en la estética facial.
  • Bajo porcentaje de retroceso debido a la posibilidad de autorregulación.
  • Mejora la colocación de la columna vertebral y la cabeza.
  • Menos tiempo para corregir casos de maloclusión.
  • Acaba con hábitos que pueden ser perjudiciales para su salud como rechinar o apretar los dientes.

HAPPY CLÍNICA, Odontología Holística.

Dirección: C / Rosselló, 255, 2º – 1ª, Barcelona.
Tfno: 93 217 01 73.
E-mail: info@happyclinica.es
Web: http://www.happyclinica.es/
Blog: http://happy-clinica.blogspot.com/

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *