¿Qué comer para evitar las caries?

¿Qué son las caries?

La caries dental es la destrucción de los tejidos de los dientes debido a la presencia de ácidos producidos por las bacterias de la placa depositada en las superficies dentales. Es decir, la presencia de ácidos que destruyen tejidos de los dientes vendrían a ser las caries.
Aunque las caries tienen un origen multifactorial (genética, posición de los dientes, hábitos…) existe una relación directa entre el tipo de alimentación que ingerimos y el desarrollo de las caries.

 

¿Cómo afecta la alimentación al desarrollo de las caries?

Alimentos recomendados

La dieta es muy importante en la prevención de la caries ya que en determinadas condiciones bucales se estimula el crecimiento de caries, como por ejemplo si existe una sequedad bucal. Por ello se recomienda ingerir alimentos ricos en fibra ya que ayudan a estimular la salivación y además realizan un barrido mecánico de la placa durante la masticación.

Algunos alimentos como los cereales integrales (arroz integral, trigo integral, etc.)  proporcionan Vitamina B, hierro y magnesio, necesarios para mantener las encías sanas y así evitar las caries.

Otro grupo alimenticio especialmente positivo para evitar el desarrollo de caries son las verduras ya que en su mayoría contienen fibra, calcio, compuestos sulfurados… que evitan la presencia de ácidos en los tejidos de los dientes.

Por otro lado el marisco es muy recomendable ya que contiene flúor de forma natural y reduce la solubilidad del esmalte, dándole mayor dureza y haciéndolo mas resistente a la acción de los ácidos y por tanto a la producción de caries dental.

 

Alimentos no recomendados

Azúcares:

Es de sobras conocida la relación directa entre el azúcar y la formación de caries. Sin embargo muchos estudio determinan que no es tanto la cantidad de azúcar que ingerimos sino la frecuencia de consumo de azúcares e hidratos de carbono. Aunque es complicado definir la relación entre el total de azúcar ingerido y la incidencia de caries dental. La frecuencia de ingestión del azúcar tiene más influencia en el desarrollo de la caries que el total de azúcar consumido. Por tanto una persona que ingiere 100 gramos a la semana de azúcar en un día tiene miene posibilidades de desarrollar caries que aquella que lo hace en pequeñas dosis a lo largo de los siete días.

Algunas frutas específicas:

Las frutas son ricas en vitaminas y fibra y en su gran mayoría son neutras. Sin embargo existen variedades de frutas que deben evitarse como son: el limón, el pomelo y el kiwi ya que contienen altos niveles de ácidos que favorecer la desmineralización del esmalte. Así como también frutas muy dulces y pegajosas como el plátano o la uva que sí que pueden llegar a favorecer el desarrollo de caries.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *